Levantamiento de Cara

El levantamiento de cara o facelift cumple la función de disminuir las arrugas del tercio inferior de la cara y elevar la piel que cuelga de la mandíbula y distorsiona el contorno bien definido de un rostro (ver imagen). El procedimiento consiste en remover el exceso de piel de la cara y reforzar los músculos subyacentes, con el fin de elevar los tejidos que han caído por el efecto de la gravedad y el paso de los años.

El tipo de procedimiento que elijamos (facelift o mini facelift) va a depender del grado de laxitud de tus tejidos y la profundidad de las arrugas. Durante tu consulta, podrás decidir cuál de estos procedimientos se adapta mejor al resultado que deseas lograr.

Implantes de Mentón

El levantamiento de cara se puede complementar en algunas personas con un implante de mentón para lograr los mejores resultados. Los implantes de mentón son muy beneficiosos en pacientes con perfiles recesivos debido a una mandíbula subdesarrollada. Estas personas tienden a notar la papada temprano en la vida y son más propensas a desarrollar piel flácida en el cuello. La cirugía de mentón, como complemento de un levantamiento facial, puede proporcionar los resultados más sorprendentes, sobre todo en términos de armonía facial. El aumento de mentón logra mejorar el perfil de una persona, además de tensar la piel del cuello y definir la línea de la mandíbula. En la mayoría de los casos, el implante de mentón se acompaña de una liposucción de cuello para disminuir la grasa que se nota debajo de la línea de la mandíbula.

Los pacientes pueden optar por un implante de mentón durante la operación de levantamiento facial, o como una cirugía separada. Esta es una operación ambulatoria que requiere sedación o anestesia general, si se combina con procedimientos adicionales. El cirujano utiliza instrumentación especial para colocar el implante a través de una pequeña incisión en la piel del mentón. Este método es el más simple y efectivo para realizar un aumento del mentón. El procedimiento dura entre 30 y 45 minutos, pero puede ser más si el paciente escoge hacerse otras operaciones al mismo tiempo. La recuperación es de una a dos semanas. La primera semana habrá dolor leve y molestias en la zona operada. También puede haber adormecimiento del labio durante las primeras dos semanas.

Los implantes de silicona son la mejor opción para el aumento de mentón. Estos implantes son seguros, cómodos y bien tolerados por el cuerpo. Además, la silicona proporciona un excelente contorno del mentón y la mandíbula. Los implantes más nuevos en el mercado permiten a los cirujanos adaptar su tamaño y forma a la anatomía de los pacientes, al tiempo que permiten su intercambio o extracción si es necesario.

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN

Complete el siguiente formulario para ponernos en contacto con usted

* Indica que el campo es requerido