Tratamiento de complicaciones de la cirugía estética de párpados - Tratamiento de complicaciones de la cirugía estética de párpados

La cirugía de párpados es considerada una de las operaciones más delicadas dentro del campo de la cirugía plástica y reconstructiva. La razón es que los párpados son estructuras muy complejas y cualquier lesión en estos tejidos, quirúrgica o de otro tipo, puede causar alteraciones significativas en su anatomía y función. La cirugía de párpados es tan diferente de cualquier otra cirugía plástica que se ha creado una especialidad quirúrgica para esta pequeña área de la cara, a saber, la cirugía oculoplástica. Los cirujanos oculoplásticos son cirujanos oculares (oftalmólogos) que han recibido capacitación especial en cirugía plástica de los párpados. Como tal, estos cirujanos siempre piensan primero en la integridad del ojo cuando realizan una cirugía estética o reconstructiva del área periocular.

La cirugía estética de los párpados puede rejuvenecer el rostro de una persona notablemente. Sin embargo, en algunos casos pueden surgir complicaciones que no se esperaban. Dentro del repertorio de procedimientos que realiza un cirujano oculoplástico se encuentra la reparación de estas complicaciones. Estos procedimientos reconstructivos se realizan cuando el resultado de una cirugía estética no es satisfactorio. Al enfrentar este desafío, el cirujano oculoplástico tiene que recuperar la función normal de los párpados mientras trata de lograr un excelente resultado estético. El objetivo de la cirugía es proteger la salud del ojo y recobrar su aspecto normal.

¿Cuáles son las principales complicaciones de la cirugía estética de párpados?

Las complicaciones después de la cirugía estética de los párpados no son infrecuentes. Aunque hay muchas posibles secuelas no deseadas de un procedimiento estético, como cicatrices desagradables y asimetría en el contorno de los párpados, las complicaciones más temidas están relacionadas con dos cosas. Primero, el remover demasiada piel durante la cirugía, lo cual resulta en la imposibilidad de cerrar los ojos y, segundo, la retracción de los párpados por un proceso cicatricial inesperado. Ambas complicaciones causan resequedad ocular severa por exposición de la cornea y, además, implican un trauma emocional y psicológico para el paciente.

Complicaciones de la blefaroplastia del párpado superior

La blefaroplastia superior es una de las operaciones estéticas que se realiza con más frecuencia en el cuerpo humano. Consiste en eliminar el exceso de piel en los párpados superiores y restaurar su contorno y volumen con el fin de refrescar la mirada y rejuvenecer la apariencia del rostro. Cuando se realiza adecuadamente, esta cirugía puede lograr resultados estéticos espectaculares con un tiempo de recuperación corto y sin complicaciones.  No obstante, esta cirugía puede complicarse fácilmente si se emplea una técnica quirúrgica inadecuada.

La complicación más frecuente sucede cuando se retira demasiada piel durante la cirugía. De hecho, los cirujanos con más experiencia en blefaroplastias reconocen que el éxito de la operación depende de su habilidad para determinar cuánta piel debe quedar en el párpado y cuánta puede eliminarse. Si el cirujano es demasiado agresivo en la eliminación de la piel, el paciente no podrá cerrar los ojos después de la operación. Esto se llama lagoftalmos cicatricial, y es la complicación más temida de la cirugía de párpados superiores.

Cuando existe lagoftalmos, el paciente experimenta un dolor tremendo en los ojos asociado con ardor, enrojecimiento y lagrimeo constante. Todos estos síntomas son secundarios a irritación corneal y sequedad de los ojos. Esto es especialmente molesto por la noche, porque los ojos del paciente permanecen entreabiertos durante el sueño. El lagoftalmos puede tener serias consecuencias en la visión del paciente e incluso puede poner el ojo en riesgo de daño permanente.

Cuando falta piel del párpado superior después de una blefaroplastia, la única alternativa para mejorar los síntomas del paciente es volver a colocar piel mediante un injerto. La piel generalmente se toma de la parte posterior de las orejas porque es la que más se asemeja a los párpados en términos de textura, grosor y color. El injerto se mide en la sala de operaciones, después de sedar al paciente y esterilizar el sitio quirúrgico. Al principio, los injertos de piel pueden tener un aspecto extraño y poco estético, sobre todo los primeros meses después de la operación, pero el resultado final es bastante aceptable. Más importante aún, esta operación puede salvar la córnea del paciente y evitar secuelas visuales irreversibles. No solo eso, sino que la calidad de vida del paciente mejora significativamente. Los síntomas del ojo seco, que a menudo representan una verdadera desventaja para estas personas, mejorarán o desaparecerán por completo.

Complicaciones de la blefaroplastia del párpado inferior

La blefaroplastia del párpado inferior es una cirugía que se realiza con fines estéticos. Sirve para mejorar la apariencia envejecida de los ojos cuando hay bolsas, arrugas y ojeras en los párpados. Esta operación puede cambiar totalmente el aspecto de un rostro, eliminado la mirada cansada y sustituyéndola por una mirada joven y un rostro lleno de vigor.

La blefaroplastia inferior es una forma de arte; una operación que requiere extrema atención al detalle. No es un procedimiento que un paciente pueda tomarse a la ligera, ni una operación que un médico deba emprender despreocupadamente. Por el contrario, se puede argumentar que la blefaroplastia inferior es una cirugía diferente en cada paciente porque, para alcanzar el resultado deseado, se deben tener en cuenta innumerables factores.

Las complicaciones de la blefaroplastia inferior provienen principalmente de dos fuentes. La eliminación excesiva de piel es la causa más común. La otra sucede cuando se olvida corregir la laxitud del párpado durante la operación. Hablaremos de esta última primero.

Retracción de los párpados por laxitud

Los párpados deben poseer suficiente elasticidad para mantener su posición y contorno normales. La elasticidad es lo que les impide ceder o alejarse del ojo. Esta elasticidad es proporcionada por dos mecanismos, a saber, un tono muscular saludable y un tendón fuerte en la cara lateral de los párpados, conocido como el tendón cantal lateral. Desafortunadamente, a medida que envejecemos, el tono muscular disminuye y el tendón pierde fuerza, un fenómeno llamado laxitud de los párpados. La laxitud de los párpados debe evaluarse en el examen preoperatorio de cualquier paciente que busque blefaroplastia, especialmente si el cirujano decide cortar piel durante la operación. La razón es simple, pero a menudo se pasa por alto; cortar la piel tirará del párpado hacia abajo y hará que este se retraiga, a menos que el tendón del párpado tenga suficiente elasticidad para contrarrestar el tirón. Por lo tanto, si los párpados del paciente muestran laxitud antes de una blefaroplastia, el cirujano debe reforzar el tendón cantal lateral durante la operación. El nombre dado a ese procedimiento es cantoplastia o cantopexia.

El hecho de no realizar una cantoplastia durante una cirugía estética de párpados inferiores es la segunda razón más común por la que ocurre la retracción de los párpados. Afortunadamente, es bastante fácil de corregir cuando sucede, siempre que no se combine con la escasez de piel (ver más abajo). Si el cirujano fue prudente al eliminar la piel y el paciente experimenta una retracción leve después de la operación, una cantoplastia puede ser suficiente para corregir el problema. Sin embargo, este no es el caso cuando se cortó demasiada piel.

Tratamiento de complicaciones de la cirugía estética de párpados - Treatment of complications of cosmetic eyelid surgery

Retracción de los párpados por falta de piel

Cuando el cirujano plástico decide eliminar piel del párpado con el fin de reducir las arrugas debajo de los ojos, siempre debe hacerlo de una manera conservadora, es decir, debe eliminar menos piel de la que parece necesaria. Es extremadamente fácil cortar demasiada piel en esta operación. Cuando eso sucede, los párpados inferiores se retraerán hacia abajo y lejos del ojo, causando la exposición de la parte blanca del ojo y un resultado estético poco natural. Esta condición se llama retracción cicatricial del párpado. La retracción de los párpados causa exposición de la córnea y resequedad de la superficie del ojo. El paciente experimentará lagrimeo, visión borrosa, ojos rojos y ardor constante, especialmente con el aire acondicionado o al trabajar en la computadora.

Tratamiento de la retracción y cicatrización del párpado inferior

Hay dos formas de corregir la retracción del párpado inferior después de una cirugía estética. La primera opción es tomar un injerto de piel detrás de la oreja e injertarlo en los párpados inferiores. Esto funciona muy bien para recobrar la función del párpado y darles un contorno normal a los ojos, pero el resultado no es muy agradable estéticamente. Los injertos tienden a engrosarse y hacerse muy visibles. Obviamente, no es la mejor alternativa para alguien que se realizó una blefaroplastia con el objetivo de mejorar la apariencia de sus ojos.

Existe una mejor alternativa para abordar esta complicación: el “lifting” de la mejilla. Con esta operación, el cirujano puede recobrar el contorno normal de los párpados y su función en la misma operación. Este es un procedimiento que consiste en elevar la mejilla y fijar la parte lateral de los párpados al hueso que rodea los globos oculares. Este “midface lift”, como se conoce en la literatura médica, es una mejor opción para pacientes con retracción cicatricial de los párpados porque alcanza los mejores resultados estéticos. La piel de las mejillas no está aislada de los párpados, sino que forma una continuidad con ellos. Por lo tanto, al subir las mejillas con esta operación, los párpados también se pueden elevar a su posición normal sin tener que injertar piel de otra parte del cuerpo. El tendón lateral del párpado se fija al hueso para anclar el tejido y evitar la recurrencia de la retracción.

Esta cirugía es bastante laboriosa y tiene un período de recuperación largo. El paciente debe esperar mucha inflamación, la cual puede tardar tres meses o más en desaparecer. Sin embargo, merece la pena realizarla ya que los resultados son muy gratificantes.

Los cirujanos oculoplásticos tienen mucha experiencia en el tratamiento de complicaciones de cirugía estética de párpados

La retracción del párpado inferior es una complicación de la blefaroplastia que ocurre con más frecuencia de la deseada y representa un desafío para el cirujano que desea corregirla. Los impactos visuales y psicológicos de esta complicación son enormes, sin mencionar los costos relacionados con su manejo. El éxito quirúrgico depende de una buena relación médico-paciente y una técnica quirúrgica impecable. La atención al detalle por parte del cirujano y la colaboración del paciente en su cuidado postoperatorio aumentará la posibilidad de un resultado exitoso.

Aunque estas complicaciones a menudo conducen a malos resultados estéticos y traumas psicológicos, un cirujano oculoplástico con experiencia en cirugía reconstructiva de párpados está bien equipado para enfrentar esta tarea y lograr los mejores y más consistentes resultados estéticos y funcionales.

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN

Complete el siguiente formulario para ponernos en contacto con usted

* Indica que el campo es requerido