Ojos Cansados

Nuestros ojos expresan un mensaje en todo momento y ese mensaje refleja lo que otras personas interpretan como nuestro estado de ánimo. Con el paso de los años, la apariencia de nuestros ojos puede expresar un mensaje equivocado: nos vemos cansados, preocupados o disgustados a pesar de sentirnos felices y reposados. Nuestros amigos y colegas nos preguntan si algo nos preocupa o simplemente determinan que estamos agotados. Estos “ojos cansados” se deben a múltiples factores que aparecen desde la tercera década de la vida; entre ellos, el exceso de piel, la laxitud de los tejidos, la herniación de grasa y la pérdida de volumen.

En ArteFacial, nosotros les ayudamos a nuestros pacientes a refrescar la apariencia de sus ojos y a rejuvenecer su rostro, utilizando los tratamientos estéticos más avanzados, para alcanzar resultados naturales y atractivos.

Para lograr estos resultados, primero identificamos los factores que influyen en el envejecimiento de tu rostro. Posteriormente, te ayudamos a escoger el procedimiento más adecuado para llegar a ese resultado que estás buscando.

Empleamos las técnicas quirúrgicas más novedosas junto con procedimientos no invasivos para rejuvenecer la zona periocular de manera integral. Además, ambas se pueden utilizar en conjunto, ya que se complementan entre sí. Por ejemplo, la blefaroplastia del párpado inferior – para tratar las bolsas debajo de los ojos- se puede complementar con la aplicación de toxina botulínica (Botox ®) para reducir las líneas de expresión.

El cirujano oculoplástico se convierte en escultor, remodelando los delicados tejidos del párpado para adaptarse a las necesidades estéticas de cada paciente. Su objetivo es lograr la armonía entre las cejas, los párpados y las mejillas. Asimismo, debe existir consonancia entre la mirada y el resto de las estructuras faciales. Los resultados deben ser naturales y atractivos para evitar un aspecto sobre operado o caricaturesco.

En el pasado, la cirugía plástica consistía en resecar tanto tejido como fuera posible; la regla era “cuanto más mejor”. Los cirujanos se esmeraban en quitar mucha piel y eliminar los paquetes de grasa, sin darse cuenta de que esto resultaba en una apariencia antinatural y envejecida. Hoy en día el objetivo es conservar la grasa en lugar de extirparla y ser muy conservadores al resecar la piel. Por otro lado, los rellenos faciales y la toxina botulínica se han convertido en herramientas esenciales para el rejuvenecimiento periocular, complementado la mayoría de los procedimientos quirúrgicos.

Los servicios que ofrecemos para lograr un rejuvenecimiento integral incluyen:

Blefaroplastia de párpado superior y levantamiento endoscópicos de las cejas.

Estas dos operaciones trabajan en conjunto para rejuvenecer el tercio superior del rostro. Al combinarlas, nos ayudan a levantar los párpados y recuperar el contorno juvenil de las cejas. Además, el levantamiento endoscópico también reposiciona la almohadilla de grasa, aportándole volumen a esta estructura para crear un contorno muy elegante.

Blefaroplastia del párpado inferior y levantamiento de la mejilla.

El párpado inferior y la mejilla son una unidad anatómica. Las bolsas debajo de los ojos suelen ser una manifestación de laxitud del tejido palpebral y pérdida de volumen en las mejillas. En algunos pacientes, el simple hecho de quitar las bolsas dará como resultado una pérdida adicional de volumen y una apariencia envejecida. En lugar de resecar los paquetes de grasa, se pueden utilizar para rellenar la mejilla y la mejilla se puede elevar quirúrgicamente. Estos dos procedimientos se pueden realizar al mismo tiempo con el objetivo de recuperar la convexidad natural entre el párpado y la mejilla, un rasgo característico de la juventud.

Complementación de la cirugía con rellenos y toxina botulínica.

Los rellenos y el Botox se pueden utilizar principalmente para proporcionar volumen y tratar las líneas de expresión, respectivamente. Sin embargo, también se pueden emplear para complementar los resultados obtenidos por los procedimientos quirúrgicos. Nos referimos a esta estrategia como terapia de mantenimiento. La terapia de mantenimiento es esencial después de un levantamiento de cejas y la blefaroplastia inferior. El Botox ayudará a mantener relajados los músculos depresores de las cejas, manteniendo su posición natural durante muchos años. Después de una blefaroplastia inferior, los rellenos se emplean para agregar volumen al área de las mejillas, creando de esta manera un contorno más suave y definido.

Un cirujano plástico experimentado tiene múltiples herramientas a su disposición para lograr los resultados que desean sus pacientes. La clave está en seleccionar el procedimiento correcto- mejor aún, la combinación correcta de varios procedimientos- para alcanzar los objetivos de cada individuo. La cirugía plástica más deseable está hecha a la medida.

Antes y Después del Procedimiento

    SOLICITE MÁS INFORMACIÓN

    Complete el siguiente formulario para ponernos en contacto con usted

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la tecla.

    * Indica que el campo es requerido